El proyecto del Instituto de Robótica por la Dependencia utilizará el robot social Misty para ofrecer asistencia, apoyo y vigilancia a personas grandes que viven solas.

El reto de la iniciativa 5G Barcelona, ha recibido 53 candidaturas de 14 países con proyectos destinados a mejorar la autonomía de la gente mayor.

El envejecimiento de la población es uno de los problemas sociales más importantes de Barcelona: según el censo del 2018, más de 90.000 personas de más de sesenta y cinco años viven solas en la ciudad.

El reto “Mejorando la calidad de vida de las personas mayores (en casa) a través de la tecnología”, es una iniciativa de 5G Barcelona que ha evaluado 53 candidaturas de 14 países, orientadas a mejorar la autonomía de las personas mayores en el ámbito doméstico y sus condiciones de vida durante el envejecimiento.

El proyecto ganador del Instituto de Robótica para la Dependencia, está coordinado por Grupo Saltó y utilizará el robot personal Misty, para interactuar con las personas mayores y ofrecer asistencia, apoyo y vigilancia de acuerdo con sus hábitos diarios (medicación, limpieza, alimentación, etc.) o estado de salud. El próximo mes de marzo comenzarán las pruebas piloto para testear la solución en la ciudad de Barcelona. El proyecto cuenta con el partenariado de el “Àrea de Drets Socials de l’Ajuntament de Barcelona”, la “Fundació i2CAT” y el “Mobile World Capital Barelona”.

La entrega del premio se ha celebrado en el Ayuntamiento de Barcelona, en un acto que ha contado con la participación de Laia Bonet, tercera teniente de alcalde, Eduard Martín, director de 5G de Mobile World Capital Barcelona, y la Sra. Therese Jamaa, Directora General del GSMA (Mobile World Capital Barcelona), entre otros.