Un proyecto del Instituto de Robótica entre las cinco actuaciones para mejorar los procesos de detección precoz de la pérdida de autonomía funcional, diagnóstico y asistencia remota, a través del desarrollo de herramientas tecnológicas.

El Consell Comarcal del Garraf, el Ajuntament de Vilanova i la Geltrú, el Ajuntament de Sant Pere de Ribes, el Ajuntament de Sitges, el Ajuntament de Cubelles, el Ajuntament de Canyelles, el Ajuntament d’Olivella, Neàpolis, la Universitat Politècnica de Catalunya, la Fundació Ave Maria, el Instituto de Robótica para la Dependencia y el Consorci Sanitari de l’Alt Penedès – Garraf han firmado un protocolo de intenciones para la realización del proyecto “Envejecimiento activo y saludable. De la teoría a la práctica “, con el objetivo de continuar emprendiendo iniciativas transversales para lograr una vejez saludable y mejorar la calidad de vida de las personas mayores, en especial de las personas con dependencia.

Esta iniciativa se ha presentado a la convocatoria de Proyectos de Especialización y Competitividad Territorial (PECT), del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), como parte de la estrategia comarcal de trabajo conjunto que impulsa el Consell Comarcal del Garraf, de acuerdo con los seis ayuntamientos, y los agentes de investigación e innovación de la comarca. La propuesta representa la continuidad del primer proyecto “Envejecimiento activo y saludable, y dependencia”, actualmente en plena ejecución.

Según Abigail Garrido, presidenta del Consejo Comarcal del Garraf y alcaldesa de Sant Pere de Ribes, “esta primera fase ha sido muy satisfactoria porque estamos trabajando en diferentes acciones del territorio, conjuntamente con los ayuntamientos y entidades del ámbito de la tecnología y la investigación, para llevar a cabo medidas que ayuden a mejorar la autonomía de las personas con dependencia y en proceso de envejecimiento”.

“Uno de los puntos fuertes de este proyecto, que está muy bien valorado desde el punto de vista de la Generalitat pero también a nivel de Europa -afirma la presidenta-, es que podemos tener partenariado no sólo con las administraciones públicas, sino también con otras administraciones y fundaciones privadas, y esto nos permite obtener un posicionamiento territorial muy interesante en el tema del envejecimiento”.

En el acto de firma del acuerdo también ha participado Olga Arnau, alcaldesa de Vilanova y la Geltrú; Aurora Carbonell, alcaldesa de Sitges; Rosa Hinojo, alcaldesa de Cubelles; Rosa Huguet, alcaldesa de Canyelles, y Marta Verdejo, alcaldesa de Olivella, que valoraron muy positivamente este segundo proyecto porque permitirá poner en práctica el trabajo conjunto y transversal desarrollado en la primera fase y responder así a los retos sociales y económicos del territorio.

Del mismo modo, Frederic Vilà, director de la Escuela Politécnica Superior de Ingeniería de Vilanova y la Geltrú; Antoni Reverter, vicepresidente de la Fundación Ave María; Julio Molinario, presidente del Instituto de Robótica para la Dependencia y José Luis Ibañez, gerente del Consorcio Sanitario del Alt Penedès – Garraf y Olga Arnau, presidenta de Neàpolis, han firmado el acuerdo y resaltado la importancia de este segundo proyecto que permitirá mejorar la atención a las personas en los centros hospitalarios y residencias del territorio.

El proyecto incluye cinco actuaciones para mejorar los procesos de detección precoz de la pérdida de autonomía funcional, diagnóstico y asistencia remota, a través del desarrollo de herramientas tecnológicas. En este sentido, el Consorcio Sanitario del Alt Penedès – Garraf desarrollará una prueba piloto para la implantación de dispositivos tecnológicos que faciliten el diagnóstico local o remoto a 16 residencias.

La Fundació Ave MarIa, por su parte, prevé trabajar en mejoras importantes del programa informático en la nube con “Never Alone”, así como ampliar la cobertura a todo el territorio.

En esta misma línea, el Instituto de Robótica para la Dependencia continuará desarrollando la tecnología necesaria para la creación de una flota de robots que den apoyen personalizado a personas mayores dependientes a su domicilio, promoviendo la vida independiente y activa.

Igualmente, Neàpolis propone la continuidad del proyecto “Silver Living Lab”, un laboratorio de tecnologías y soluciones aplicadas al envejecimiento activo y la dependencia, con una segunda fase en la que además de generar conocimiento y facilitar a las empresas y emprendedores de este ámbito, se creará una estrategia de trabajo conjunto. Finalmente, la Universidad Politécnica de Cataluña desarrollará una aplicación para móviles que permita el envío de datos y alarmas a un servidor remoto, y posteriormente hará una prueba piloto con población en riesgo de la comarca.

El presupuesto total del proyecto es de 1.258.593,29 euros, el 50% del que sería financiado por el Fondo Europeo. La coordinación del proyecto iría a cargo del Consejo Comarcal del Garraf. La Dirección General de Administración Local de la Generalidad de Cataluña prevé resolver provisionalmente esta convocatoria el mes de mayo.