AutonoMe

Análisis y registro del estado emocional de personas con altos niveles de dependencia durante las actividades educador-usuario

Las personas con niveles altos de dependencia no pueden informar directamente de sus emociones. Hasta ahora, hemos de interpretar subjetivamente, determinadas señales, por suponer que una cosa, actividad, espacio o persona, les gusta.

Añadir a las informaciones que ya poseemos, la evaluación de las emociones frente a determinadas actividades, nos permite saber si una persona altamente dependiente es feliz o si disfruta de determinada actividad (participando de actividades de intervención psicopedagógica dentro del campo de los procesos de investigación educativa con una modalidad participativa dentro de un proceso de investigación-acción), elevando las capacidades de intervención de nuestros profesionales y facilitando una preciosa información a las familias.

Con este proyecto, incorporamos un software y varios sensores “wearables” (tecnología portable), para analizar durante las actividades educador-usuario, el estado emocional y registrarlo.

El proyecto se desarrolla incorporando estos sensores a los programas educativos desarrollados por la Fundación Ave Maria, que miden la evolución del estado cognitivo del usuario (memoria, lógica, coordinación viso-motriz, motricidad fina y otros). Siguiendo todos los protocolos necesarios, evaluaremos a 60 personas, y con la colaboración de IDIBELL validaremos clínicamente la bondad de los datos obtenidos. Además, estos datos obtenidos a través de un software integrado permitirán adecuar automáticamente las actividades que se realicen por medio de ordenadores y/o robots.

OBJETIVOS

Conocer el estado emocional de las personas con altos grados de dependencia para permitir personalizar aún más las intervenciones terapéuticas, de forma más eficaz y obteniendo un mejor desarrollo psicosocial.

BENEFICIARIOS / DESTINATARIOS

Personas altamente dependientes, sus familias y los profesionales que les dan soporte.

RESULTADOS

Este proyecto abre un mundo de nuevas posibilidades de elección a favor del usuario que nos permite ofrecerle unos contenidos personalizados y específicos para su mejor aprovechamiento. Mejora de la cognición de los usuarios, mejores y más objetivas intervenciones por parte de los profesionales, atención especializada, mayor información para las familias, nuevos factores de medición de la calidad.